Culturas de cazadores recolectores

 

Los más antiguos
Los restos de cultura humana más antiguos localizados en la provincia de San Juan corresponden al año 8.500 a. C. Se trataba de grupos de cazadores-recolectores que llegaron a nuestras tierras desde el norte, huyendo de la desertización. En esa época, las temperaturas en la tierra habían aumentado y muchos lagos se secaron por la escasez de aguas de deshielo. Esta situación provocó la migración de grupos que buscaban alimento. En la Precordillera y Cordillera sanjuanina encontraron lo que buscaban.
Una síntesis de la ocupación del territorio sanjuanino hasta la llegada de los españoles es la se observa en el cuadro de la derecha:

Años

Característica

 

Culturas

 

 

8.500 - 2.000 aC.

 

Cazadores y
recolectores

 

 La Fortuna

 Los Morrillos

 

 

2.000 aC.-500 dC.

 

320 dC. - 580 dC.

730 dC.-1050 dC.

1150 dC.-1500 dC.

900 dC.-1200 dC.

1000 dC-1562 dC.

 

(1480 a 1530 d C.)

 

Agricultores incipientes

 

Culturas agropecuarias

 

 

 

 Ansilta

 

 Punta del Barro

 La Aguada

 Angualasto

 Calingasta

  Huarpes
  Yacampis
  Capayanes

 Dominación
 incaica

 

Se llama “cultura” a los grupos humanos que vivieron en un lugar y en una época determinada y que compartieron una misma forma de vida. Las culturas indígenas toman su nombre del lugar donde los investigadores encontraron vestigios de los objetos que utilizaban

 

cultura fortuna

cultura fortuna

A la derecha, puntas de proyectiles, de piedra, pertenecientes a la Cultura Fortuna. Eran utilizadas como puntas de lanzas.

Arriba, raspadores de piedra, herramienta utilizada para trabajar el cuero de los animales que cazaban.

Estos objetos se encuentran expuestos en el Instituto y Museo Arqueológico "Mariano Gambier", de la Universidad Nacional de San Juan.

 
cultura fortuna

Los cazadores Fortuna
Los cazadores de la Cultura Fortuna constituyen la población humana más antigua localizada en lo que hoy es San Juan. Sus restos fueron hallados en las zonas de La Fortuna y Los Morillos, en la Cordillera de Ansilta, Calingasta. También se los ubicó en las actuales localidades de Bauchaceta, San Guillermo, Gualcamayo, Talacasto, Ullum, Cerro de Valdivia y La Huerta, entre otras.

Vivían de la recolección de frutos de algarrobo, semillas y raíces de cactus, así como de huevos de ñandú. Cazaban guanacos y avestruces. Fabricaban para ello puntas de dardos y lanza, cuchillos y otros instrumentos de piedra.

No vivían en un lugar fijo sino que se movían estacionalmente, de acuerdo con los movimientos de sus presas de caza, por los valles cordilleranos y las márgenes de grandes lagos que ocupaban por entonces algunos de los valles precordilleranos. Alrededor del año 6.200 a.C. cambiaron las condiciones climáticas, los grandes lagos precordilleranos comenzaron a evaporarse y estos grupos humanos debieron buscar otro lugar donde instalarse.

 

cultura morillo

cultura morillo

Ambas fotografías muestran objetos encontrados en excavaciones arqueológicas realizadas en sitios que habían sido habitados por la Cultura Morrillos. A la derecha, puntas de proyectiles. Arriba, una lanzadera o estólica con la que eran lanzados los proyectiles que pueden verse en la parte inferior de la misma foto.
 

Cultura Los Morrillos
Alrededor del año 6000 a.C. un grupo humano se instaló en la Cordillera de Ansilta, al suroeste de lo que hoy es Calingasta. La zona es la de Los Morrillos y por esa razón esta cultura prehistórica fue bautizada Cultura Los Morrillos por los arqueólogos.

Cazaban guanacos y esta actividad motivaba que el grupo cambiara estacionalmente el lugar de campamento, ya que se trasladaban detrás de las manadas de animales.

Los investigadores han encontrado puntas de proyectil, raspadores, cuchillos y perforadores de piedra, así como punzones de hueso.

Se alimentaban también de frutos de algarrobo y chañar, semillas, raíces de cactus y huevos de ñandú.

Su vestimenta y sus adornos tenían que ver con la caza y la recolección: hacían sus vestidos con pieles unidas con fibras vegetales o animales y fabricaban collares de huesos, dientes o semillas. Confeccionaron también redes y cestos de fibra vegetal para transportar sus pertenencias.

Hay registro de que la cultura
Los Morrillos se desarrolló en esta zona hasta el año 2000 a.C.
Estas culturas de cazadores-recolectores fueron sucedidas en el tiempo por grupos que se iniciaron en el cultivo de tierra y en la cría de animales.

cultura morillo

 
cultura morillos
Collar de semillas perteneciente
a la Cultura Morrillos.
 

 

cultura morillos

cultura morillos
Bolsas tejidas, pertenecientes a la
Cultura Morrillos. Las utilizaban para
transportar pertenencias.
Cesto de fibra vegegal que formaba parte del ajuar de un niño de la Cultura Morrillos.
 

Todas las investigaciones que permitieron saber sobre los primeros habitantes de San Juan fueron realizadas en el Instituto de Investigaciones y Museo Arqueológico “Mariano Gambier”, de la Universidad Nacional de San Juan. El museo lleva el nombre del arqueólogo que durante décadas se dedicó a la búsqueda y estudio de los restos de estas culturas. En élse exponen a todo público objetos representativos de la vida de los principales grupos humanos que habitaron el territorio de San Juan.

 
 

Fuentes consultadas:
Gambier, Mariano: Prehistoria de San Juan, EFU, San Juan, 1993
Gambier, Mariano: La Cultura de los Morrillos, San Juan, IIAM, 1985
Instituto de Historia Regional y Argentina “Héctor D. Arias”: Nueva historia de San Juan, EFU, 1997