Viernes, 16 de Abril de 2021      

La ornamentación de la antigua Casa España

Por:
Juan Carlos Bataller

La antigua Casa España. El San Juan que Ud. no conoció. Por Juan Carlos Bataller. (122)
Esta imagen muestra la fachada del edificio, que estaba ubicado frente a la Plaza 25 de Mayo, en el lugar que hoy ocupa la Avenida José Ignacio de la Roza. Se lo había ornamentado con un conjunto escultórico que simbolizaba a la Argentina y España, obra de Marré y un cartelón con la esfingie de Cervantes.
Quienes conocieron la ciudad de San Juan anterior al terremoto de 1944 acuerdan sin dudas que el edificio de la Casa España era el más suntuoso que tenía la provincia. Inaugurado en 1925 frente a la Plaza 25 de Mayo, contaba con una exquisita ornamentación realizada especialmente por el plástico español Ramón Subirats. De ella habla esta nota escrita por Juan Carlos Bataller.

Esta foto tiene un gran valor histórico. Muestra al pintor español Ramón Subirats y sus ayudantes trabajando en las obras que conformarían la ornamentación de la antigua Casa España. Prueba, además, que se trabajó en tela o sea que las obras podrían haberse rescatado. Esta foto, como las otras referidas al tema, han sido proporcionadas por Graciela Segovia de Ruiz
Algunos lo llaman progreso. Otros, todo lo contrario. El caso es que en el plan de reconstrucción de San Juan después del terremoto de 1944 se incluyó la apertura de la avenida José Ignacio de la Roza. Que, nadie sabe por qué, debía llegar hasta la misma plaza 25 de Mayo.
Para abrir esa arteria se destruyeron tres hermosos edificios que no habían sufrido mayores daños en el terremoto de 1944: el Palacio Episcopal, el cine Cervantes y la Casa España.
Precisamente la Casa España era unánimemente considerada “la más suntuosa casa que haya tenido nunca San Juan”.
Inaugurada en 1925, no sólo poseía un hermoso edificio sino que albergaba auténticas obras de arte representadas en murales, columnas, pilastras, carpintería de puertas, ventanas y barandas y azulejos.
Esta tela medía 4 x 1,20 metros y representaba a España y a las provincias. La foto fue tomada cuando la tela todavía no había sido colocada sobre unas de las paredes del hermoso edificio.
¿Qué fue de aquellas obras? El documento fotográfico que acompaña este texto demuestra que los murales estaban hechos sobre telas.
La pregunta que nadie ha podido responder terminantemente es si la topadora arrasó con todo o alguien despegó las telas y rescató la ornamentación en madera e hierro de sus distintos ambientes.
Lo concreto es que nada queda de esos bienes. En 1955, publicaciones de la época advertían que era necesario rescatar ese patrimonio de valor incalculable antes que comenzaran a actuar las topadoras. Evidentemente, nadie oyó la advertencia.
En las páginas siguientes reproducimos un inventario de las obras de arte que albergaba La Casa España.
Estos medallones pintados en tintas grises y sepias sobre fondos dorados eran imitaciones de mosaicos venecianos y reproducían personajes históricos.

Inventario de las obras

Este inventario de las obras fue publicado en 1955, cuando estaba por demolerse la Casa España —que había sobrevivido al terremoto— con el fin de abrir la avenida Central. La nota constituía una advertencia para que se rescataran los trabajos. Evidentemente, no fue escuchada.

"Sobre el cielo raso se ve todavía una tela de 8x4 metros, pintada al óleo. Lleva la firma de Ramón Subirats y Geccone. Data de 1924. Representa dos temas alegóricos: la vuelta de Colón y su presentación ante la reina Isabel y una escena en la que aparecen los Siete Sabios de Salamanca. La ciencia española de aquel tiempo tuvo mucho que ver con el descubrimiento de América y el posterior conocimiento del Nuevo Mundo. No tanto por sus motivaciones como por lo admirable del trabajo artístico, es probablemente la tela más maravillosa de cuantas decoran el edificio.
Hay otra tela pintada al óleo del mismo Subirats, que representa a España y a las provincias, de 4 metros de largo por 1,20 de ancho.
Seis telas representando escenas históricas españolas, reproducción de cuadros famosos, de 2 metros por 0,70, formato abovedado.
Ocho medallones reproducen figuras de personajes históricos. Pintados en tintas grises y sepia —óleos— sobre tondo dorado, son imitaciones muy bien logradas de mosaicos venecianos, por lo que adquieren valor extraordinario.
Decoración estilo renacimiento español de los abovedados del cielo raso pintados a tres tintas sobre yeso, con claro oscuro, sobre fondo de oro, imitando mosaicos venecianos. La superficie aproximada es de 20 metros cuadrados.
Dos bajo relieves de yeso policromados, al óleo, semicirculares, de un metro ochenta de diámetro, con dos angelitos apoyados sobre un escudo de campo liso de estilo renacimiento español, pintados con purpurina, oro oro, sobre el que va una corona.
Cuatro pilastras sobre las que descansa el abovedado del cielo raso, con capitales y plata.
Catorce medias columnas tipo salomónicas, con capiteles similares a las anteriores.
Cuatro motivos colgantes modelados de 0,60 de alto, pintadas con purpurina oro y plata.
Baranda de madera de cedro, torneada con aplicaciones de once escudos talla directa en madera y balustre de hierro torjado, de 0.90 por 30 metros.
Esta tela medía 8 x 4 metros y fue pintada al óleo por Ramón Subirats con la colaboración de Geccone en 1924. Estaba ubicada en el cielo raso. De un lado se ve la vuelta de Colón y su representación ante la reina Isabel. En la otra parte se representó a los siete sabios de Salamanca. En la imagen de abajo se ve otro detalle de la misma tela.

SALON DE ACTOS BAJO EL BALCON:
Decoraciones pintadas sobre yeso, fileteado de contornos a pincel, a una tinta, sobre fondos dorados a la purpurina, representando un escudo español en cuya cimera aparecen las dos coronas y el águila bicéfala, firmado R. Subirats 1925. En los ángulos algunos motivos ecuestres y en los laterales faunos un friso que recorre todo el largo del balcón.
Esta es la representación de los siete sabios de Salamanca que formaba parte de la tela ubicada en el cielo raso. Se observa a los artistas que trabajaron en la obra, cuyas presencias dan una idea del tamaño de la pintura.
Una guarda modelada con motivos florales entrelazados, de 0,10 por 30 metros de largo, pintados a oro y plata.
Un friso modelado con escudo y ánfora, de 0,20 por 30 metros de largo, sobre fondo pintado de oro, plata y rojo al campo de los escudos.
Catorce ménsulas de yeso pintadas de plata y oro, de 0,25 de alto.
Dos ménsulas modeladas con motivos de grifos calados de 0,50 por 0,30 por 0,20 pintados a la purpurina a plata y oro.
Diez columnas de tipo salomónicas con capitales modelados y policromados en oro y plata.
Cuatro pilastras con capitales similares a los anteriores.

HALL CENTRAL
Friso modelado con motivos florales, entrelazado en yeso y pintados en plata y oro.
Friso modelado con escudos entrelazados pintado.
Dos barandas circulares de madera de cedro torneados con balustres salomónicos y aplicaciones de hierro forjado, con talla directa.
Friso similar a los anteriores con motivos normales.
Friso mensular con grifos alados y pintados con purpurina en plata y oro.
Cuatro paneaux decorativos, modelados, ubicados sobre los dinteles de las puertas que dan al hall, con motivos de escudos, bolutas y guirnaldas, en estilo renacimiento español, pintados a la purpurina en oro y plata.
Cuatro columnas de fuste liso, con capitales compuestos con friso, estriados, modelados en yeso y pintados en oro y plata.
Una baranda de la escalera que baja del segundo piso hasta el subsuelo, de 30 metros de largo, igual a las anteriores, con siete pilares de madera, con tallas y molduras.
Zócalo de azulejos españoles, de Talavera de la Reina, de 6 metros de largo por 1,60.

ZAGUAN DE ENTRADA PRINCIPAL
Zócalo de azulejos españoles de Talavera, de 7 metros de largo por 1,60. Cielo raso pintado, fileteado sobre base dorada, en cinco paños de diversas medidas con escudos y cruces de Santiago.
Friso con grifos y escudos similares a los anteriores.
Dieciseis ménsulas alargadas en forma de S pintadas.
Ocho pilastras modeladas con motivos estilo renacimiento español de 3 metros de alto por 0,36 de ancho policromadas.

ENTRADA PRINCIPAL
Cielo raso totalmente decorado, fileteado imitando grafito, firmado Ramón Subirats 1925.
Friso decorado pintado a tres tintas a claro oscuro, de 15 metros de largo por 0,50 de alto, con maduras aplicadas en óvalos y hojas.
Ocho ménsulas en forma de S, pintadas doradas.
Cuatro pilastras modeladas similares a las del zaguán.
Dos columnas similares a las del hall central.
Seis paños de maderas españolas de Talavera con la Reina, cubriendo una superficie de ocho metros cuadrados.
Una artística puerta estilo renacimiento español de madera, con tallas directas y herraje de hierro forjado.
En diferentes partes del edificio, seis vitrales emplomados de vidrio inglés, montados sobre herrería.

Otra de las telas en la etapa de boceto (arriba) y el trabajo terminado en la segunda imagen. La tercera corresponde a otras obras...
Arriba, el detalle central con el retrato de Cervantes y abajo la obra completa con don Quijote, Sancho Panza y los molinos. Esta era otra de las obras que ornamentaron la vieja Casa España.

Este era el hall central y la escalera principal de la vieja Casa España. En la parte alta se observan las barandas circulares de madera de cedro torneados con balustres salomónicos y aplicaciones de hierro forjado en talla directa. Los frisos estaban modelados con motivos florales, entrelazados en yeso y pintados en plata y oro. Los zócalos eran de azulejos españoles y tenían 1,60 metros de alto. La escalera medía 30 metros y bajaba desde el segundo piso hasta el subsuelo. (Foto proporcionada por el Club Español)
La vieja Casa España: Ubicada sobre calle Mendoza, frente a la Plaza 25 de Mayo, la vieja Casa España fue, hasta el terremoto, el más suntuoso edificio de San Juan. Decorada por Subirats, con la colaboración de Geccone, tenía detalles realmente fastuosos. La piedra fundamental se colocó el 12 de octubre de 1922 y la inauguración tuvo lugar exactamente tres años después, el Día de la Raza del año 25, con un gran acto en la plaza y una conferencia a cargo del escritor español Rafael García Sánchiz. El edificio sobrevivió al terremoto de 1944 pero en el furor "modernizante" de aquellos años, fue demolido para abrir la avenida Central en 1950. (Foto proporcionada por el Archivo Histórico Provincial)
Esta fue la primera comisión directiva del Club Español. Aparecen de izquierda a derecha, José Moreno, Agustín García, José Bustelo, Agustín Castro Padín, Alfredo Martín Palma, Fernando Lejárraga, Luis Ugarte y Valentín Rojo. La entidad fue fundada el 30 de agosto de 1911 y era un apéndice de la Sociedad Española de Socorros Mutuos, fundada en 1879, de la que fuera primer presidente don Manuel Rojo. (Foto proporcionada por el Club Español)


Los pintores fueron captados en un alto de su tarea.
Esta foto del suntuoso salón de actos fue tomada en 1940, durante uno de los frecuentes actos culturales y sociales que se realizaban en la Casa España. (La foto fue proporcionada por Dina Lloveras de Uriburu).
En uno de los hermosos salones de la Casa España aparecen damas y caballeros de nuestra sociedad durante una reunión. Obsérvese los vestidos largos que se usaban en la época y los sombreros de las mujeres. Los niños, con trajecitos de marinero o sacos a rayas verticales. En la foto aparecen en primer plano, Catalina Del Bono de Graffigna, María Catalina Graffigna Del Bono y Kity Heresmila Flores de Rodríguez. (Foto proporcionada por Belecha Barassi)



Estas fotos

La mayoría de las fotos que acompañan a este texto —todas las referidas a los trabajos de los artistas, los bocetos y las obras terminadas— fueron proporcionadas por la señora Graciela Segovia de Ruiz, hija de don José Segovia, un fuerte empresario de origen español que fue uno de los mecenas que colaboraron para que San Juan tuviera aquella suntuosa Casa España.

El hecho de descender o estar emparentada con dos familias tradicionales de San Juan —los Segovia y los Ruiz— le ha posibilitado el acceso a material fotográfico de excepción que generosamente ha puesto a disposición de “El San Juan que usted no conoció”, de Juan Carlos Bataller, primer lugar donde estas fotografías fueron dadas a conocer.

Se sabe que Ramón Subirats —quien aparece en las fotos durante su trabajo— fue el encargado de la decoración, contando con la colaboración de Geccone. Subirats era un pintor y dibujante español, nacido en Barcelona en 1891, que llegó a la Argentina poco después del centenario. Formó familia en Mendoza —su nombre, a través de su obra y la de sus descendientes está indisolublemente ligado a las artes plásticas de la provincia vecina— aunque realizó trabajos en toda la Argentina.

Al decir de José Chirapozu en su libro Páginas Sanjuaninas, Subirats demostró con una exposición que realizara en la provincia que -el paisaje sanjuanino es pictórico. En esa exposición expuso entre otros óleos, Paisaje de San Juan, Crepúsculo en Marayes, Silencio y Sol de otoño.

Para la elaboración de este texto y los epígrafes de las fotografías se contó con la colaboración del profesor Eduardo Peñafort.


Las imágenes de este artículo fueron publicadas en el libro "El San Juan que ud. no conoció" de Juan Carlos Bataller


Volver al indice de trabajos de Juan Carlos Bataller

1924- Subirats y ornamentación de Casa España
1930 - Reunión social en Casa España






El 17 de abril de 1695, muere en la ciudad de México la religiosa y escritora sor Juana Inés de la Cruz.
Seguir leyendo.


San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo
USO DEL MATERIAL DE LA FUNDACIÓN


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario